Cultura Lo mas reciente Punto Urbano 

El Isleño que inmortaliza al Joe Arroyo en Carnaval

Julio Cesar Hooker es el Isleño que se ha encargado de mantener vivo el legado del icono musical Joe Arroyo.

Por: Martín Elías Pacheco | Foto: Ignacio Acuña

“EL Joe, el Joe” grita emocionada una señora que está sentada en una de los palcos de la vía 40, lugar que año tras año es testigo de la magia que despierta el Carnaval de Barranquilla. Su grito fue tan fuerte que alarmó a los asistentes, quienes al ritmo de las trompetas bailan las canciones del Joe Arroyo.

Extrañados le preguntan qué sucede. “Resucito el Joe”, allá viene, señalando con su mano. Todos miran y se sorprenden. No de la señora, si no de la creatividad de la persona que se escondía detrás del disfraz del Joe Arroyo.

Poco a poco el Joe se acerca y la gente grita emocionada. Sin perder tiempo, todos sacan sus cámaras y celulares para capturar el recuerdo al lado de una de las figuras más representativas de la cultura caribeña.

En medio de la aglomeración me acerqué al Joe. Su físico es muy similar al original, tanto que un barranquillero desordenado podría fingirle a uno de los tantos extranjeros presentes diciéndoles que la persona que desfila en la calle es el Joe Arroyo.

Pero muy a pesar de su parecido físico, como dice el dicho, solo hay una persona en la tierra, por muy iguales a otros siempre existe algo diferente.

Nos hacemos a la orilla del bordillo. Le pregunto su nombre real. “Mucho gusto, Julio Cesar Hooker”, me responde en medio de risas. Aunque en carnavales salen a relucir muchos disfraces de personalidades, para Julio Cesar representar al Joe va mucho más allá de sacar una sonrisa, “para mi significa mantener vivo un legado”.

Es que su personaje nació en el año 2012, durante los carnavales de la reina Andrea Jaramillo Char.
Su tono de piel negra con el sol resalta la excéntrica pinta que luce, y muy al estilo del Joe original, le da ese toque de sabrosura y exclusividad. Lleva puesto un pantalón verde, una camisa blanca y por encima un blazer del mismo color del pantalón. Pero no es la única pinta que tiene, el Joe, como prefiere que lo llamen en carnavales, tiene 10 trajes de su personaje, prendas que poco a poco ha ido obteniendo y puliendo con su dinero y el que la gente le da en agradecimiento por su papel.

Nació en San Andrés Islas, es Raizal de la cepa, pero desde muy niño, no recuerda exactamente la fecha, llegó a Curramba como las muchas personas que ven en esta ciudad una oportunidad para vivir. Y como si se tratara de una casualidad planeada, el legendario y original Joe Arroyo, nació en Cartagena de Indias y con el pasar de los años también encontró en Barranquilla la oportunidad para mostrarle al mundo su talento.

Pero hay un gran detalle. El Joe Arroyo isleño no es compositor, ni cantante. Sin embargo, su profesión también le exige calor humano, Julio Cesar Hooker es médico gastroenterólogo. Y como si se tratara de un chiste, expresa que mucha gente duda de su profesión cuando lo ve inmortalizando a una de las máximas figuras de la cultura colombiana.

Alza su mirada al cielo, y como si se tratará de una misión, cuenta que su propósito es rendirle homenaje al Joe, quién además de ser su amigo de parrandas, dejó una huella en su corazón.
La gente lo aclama. Muy modesto me mira y dice, “El deber llama”.

Da una vuelta y al son de las trompetas sigue el recorrido de los 4 kilómetros que tiene la pista. Entre cámaras, euforia y alegría su imagen se va disipando; pero el Joe Arroyo isleño continua iluminando el momento con la magia, que como el mismo cree, le transmite el Joe Arroyo desde su tumba.

Noticias Relacionadas

¡Déjanos tu opinión!

¡Gracias por comentar!