Cultura Lo mas reciente Opinión 

La contaminación masiva después del carnaval

El carnaval de Barranquilla, no es sólo disfraces y recocha. También es un compromiso social con los participantes y los espectadores. Durante el pasado fin de semana se llevaron a cabo múltiples eventos; los cuales, además de el baile y la gozadera, tuvieron como consecuencia la producción de treinta toneladas de basura.

 

¿Sabe usted cuánto son treinta toneladas de basura? Un elefante adulto pesa aproximadamente cinco. Esta contaminación masiva se lleva a cabo por las personas que consumen productos durante los desfiles y tiran los envoltorios a la calle. Según el Gerente General de la Triple A, Ramón Hermer, los desechos corresponden a restos de alimentos, plástico, papel, cartón e icopor.

Sin embargo, el problema no son las treinta toneladas de basura, sino que son treinta toneladas de basura que las personas tiran a la calle. Una de las principales razones por las que se presenta esta problemática es que no saben qué hacer con ellos. Ramón Hermer aconseja también ser responsables con respecto a la generación de basura guardándola en los bolsillos y tirándola en la caneca más cercana; también está la opción de reciclar.

Es gracias a 250 trabajadores que las vías por las que transitamos diariamente hayan quedado limpias después de los eventos del fin de semana. También realizó jornadas especiales para recoger las basuras de los residentes cercanos y así gozar de un ambiente limpio para carnavalear. Durante la Guacherna, la Triple A limpió el lugar del desfile y sitios emblemáticos como La Troja desde la 1 a.m. hasta las 5 a.m.

Según los informes entregados por la Triple A, la cantidad de desechos disminuyó cinco toneladas con respecto al año pasado; no obstante, sigue siendo una cantidad considerable y el problema sigue siendo la gran acumulación en las calles, el cual trae riesgos de enfermedades, infecciones, animales y malos olores. También se ha visto una disminución en la cantidad total de residuos que se recogen al finalizar el carnaval, mientras en 2015 y 2016 se recogieron más de 600 toneladas, en 2017 se logró disminuir esta cifra a 596 y para este año se espera reducir a un total de 580.

Aunque la gran cantidad de contaminación es evidente, todos los días presenciamos esta situación en nuestras calles, no sólo durante carnavales; sobre todo en lugares como la 21, el centro histórico, la 8. Entonces, ¿este problema de contaminación es por el gran movimiento de personas que se van a los carnavales o puede plantearse como un problema social?.

Noticias Relacionadas

¡Déjanos tu opinión!

¡Gracias por comentar!