Actualidad Lo mas reciente Salud 

El antes y el después del aborto en Colombia

Por: Stephanie Van Strahalen Saad

Colombia es un País que ha tenido un gran avance en cuanto a las leyes correspondientes al aborto. Sin embargo, aun cuando hay mayor aceptación en la constitución sobre el tema, al ser en su mayoría un país católico, se niega a aceptar los discursos de instituciones como la medicina, y, por ende, solo aceptan el aborto en algunas condiciones, en su totalidad.

El aborto ha sido un problema que más allá de ser social, también ha sido de salud pública, puesto a que existen muchos sitios clandestinos que hacen este tipo de procedimientos sin ningún tipo de capacitación, causando, según el portal de Blue Radio, un aproximado del 13% de mujeres que mueren por abortos, ya que estos se realizan generalmente en condiciones poco favorables y saludables.

Si nos vamos un poco atrás, podemos entender el proceso que se ha ido llevando, este ha sido extenso, y es basado en gran parte, por leyes y códigos; Pues la constitución es la manera de controlar a la sociedad, y en este tipo de temas, también sale a relucir.

Evolución de las leyes sobre el aborto en la constitución

En cuanto a leyes, dicho proceso comienza con la primera legislación de 1837, ya que fue con está que se da un poco de flexibilidad en cuanto al tema. Aquí fue cuando nació el término “aborto terapéutico” el cual podia realizarse, si solo si, este era causante de poner en peligro la vida de la mujer embarazada. Por ende, esto debía realizarse con un médico cirujano apto, y en dado caso el aborto se hiciera por algún otro motivo lejano a la salubridad, esta acción seria penalizada sin ninguna objeción.

Luego, unos cuantos años más tarde, en la legislación de 1890, el código penal, articulo 639, determinó que cualquier persona que, de una u otra manera, hiciera que una mujer embarazada abortara, sin su consentimiento, tendría de tres a seis años de cárcel, mientras que, si tenia el consentimiento de la mujer, tendría de uno a tres años.

En la nueva legislación del 2000, es cuando ya se ve una visión más amplia en cuanto al aborto en la constitución, es aquí donde de forma explícita, se habla de una penalidad contundente y con mayor tiempo de cárcel para la mujer que decida abortar, y para quien realice este tipo d tiempo de procedimientos. El articulo 122, del capítulo 4, dice que la mujer que cause aborto o permita que otro se lo cause,  tendrá entre uno a tres años de prisión, y de igual manera será sancionado el sujeto que, con consentimiento de dicha mujer, lo realice. Próximamente en el artículo 123, se dice que quién cause el aborto de una mujeres sin su consentimiento o en mujeres menores de 14 años, tendrá entre cuatro a diez años de prisión.

En el articulo 124 de dicha legislación del 2000, sé dice que la pena señalada para el aborto, sería reducida en tres cuartas partes, si solo si, cuando el embarazo fuera propinado por un acto sexual sin consentimiento, abusivo, inseminación artificial o transferencias de óvulo no consentidas. Lo que quiere decir, que igual recibirían una penalidad en dichos casos, por más pequeñas que esta fuera.

Ya más tarde en mayo lo de 2006, se logra dar la despenalización del aborto en Colombia. Con ello, a lo que finalmente se llegó, (ley C-355) es a que hay tres situaciones en las cuales el aborto puede ser aceptado. Primeramente, en caso de violación, segundo, en caso de que el embarazo represente peligro para la vida de la madre y, por último, en caso de que feto presente graves malformaciones o enfermedades. Por lo tanto, el artículo 122 código penal, dice que, en caso tal, una mujer se realice un aborto en cualquier caso que no esté despenalizado, entonces obtendrá entre dieciséis a cincuenta y cuatro meses de cárcel, al igual que la persona que con su consentimiento, realice el procedimiento.

En este sentido, se denota que, si bien es cierto que en las leyes referentes al aborto, Colombia ha tenido una gran evolución, pues al menos el aborto es aceptado en casos de fuerza mayor; También es cierto que el problema es que esta es una que no solo se presenta en mujeres que han sido violadas, sino también en mujeres que día a día cometen faltas en el uso de métodos de cuidado sexual,  y quedan embarazadas irresponsablemente. Por ello, y al no tener una opción viable, van a dichos lugares clandestinos que no tienen ningún tipo de seguridad, conllevando muchas veces a complicaciones e incluso, la muerte.

De acuerdo con estás leyes, en parte, sí, es cierto que las mujeres deben hacerse responsables de sus actos, pero, por otro lado, hay ciertos tiempos en los que un aborto debería ser viable, pues si una mujer no se siente preparada para tener un hijo y se da cuenta de su condición en las primeras semanas, debería tener la oportunidad de tomar dicha decisión y abortar. Esto al menos basado en argumentos apoyados en la medicina, pues es la ciencia más exacta para explicar este tipo de procesos acerca de la creación del feto.

El aborto visto desde la medicina

Desde el punto de vista científico, algunos médicos ponen a colisión que la vida comienza cuando hay actividad cerebral. Es decir, todo se termina definiendo, a través de un encefalograma, el cual sirve para detectar la actividad cerebral que existe en un ser, y así saber si está vivo como tal.

Según Sergio Pérez Acebrón, investigador del German Cancer Research Center, el embrión, entre las seis y doce semanas de gestión, no tienen actividad cerebral, quiere decir que, de acuerdo a la medicina, no es un ser vivo aún. A partir de la semana trece, se empiezan a ver neuronas que migran y se conectan, pero no es sino hasta la semana veintitrés que un embrión tiene un encefalograma reconocible, por lo tanto, no es hasta el cumplimiento de los seis meses de embarazo, que un embrión empieza a tener una actividad cerebral parecida a la de un ser humano ya desarrollado.
“Si aceptamos la premisa de que usemos la actividad cerebral no sólo para marcar el final de la vida, sino también para el principio, podríamos decir que no estamos, legalmente, ante una persona viva antes de la semana 23, o si somos verdaderamente muy estrictos, antes de la semana 13: el primer trimestre de embarazo” Dice Sergio Pérez Acebrón

El aborto en el ámbito religioso

Colombia un país que en su mayoría se guía por medio de lo religioso, y además creencias propias. Por ello, es difícil que exista un enfoque científico en los ideales de los ciudadanos.

Según un estudio expuesto por el Heraldo, Datexco en 2011, presentó que, en Colombia, el 80.1%  de su población es católica, Apostólica y Romana, más tarde, un estudio de la red de Universidades Universia y trabajando.com, dieron a conocer, que el porcentaje de católicos es de un 57%, seguida por la religión cristiana evangélica con un 31%. En este sentido, y al ser la religion católica, la   predominante, es difícil reconocer el aborto desde una perspectiva un poco mas liberal, pues el catolicismo está totalmente en contra de esta decisión.

“Declaro que el aborto directo, es decir, querido como fin o como medio, es siempre un desorden moral grave, en cuanto eliminación deliberada de un ser humano inocente. Esta doctrina se fundamenta en la ley natural y en la Palabra de Dios” Papa Juan Pablo II

El magisterio de la iglesia, tiene como creencia o ideal, que toda vida humana es sagrada, pues desde sus principios tiene una relación con el ser creador, es decir, con Dios. Por lo tanto, Dios es el único que puede crear y a su vez, dar final a la vida, y, por ende, toda atribución que se tome una persona para matar a otro ser humano inocente, es una falta inmoral en contra de Dios y la iglesia.

Aun así, en la actualidad ha habido algunos cambios de ideología, pues con el papa Francisco y sus declaraciones, se denotan grandes diferencias. Aunque el papa está en contra del aborto, pues en su momento, dijo que “No es progresista pretender resolver los problemas eliminando una vida humana” por lo cual es un tema que “no está sujeto a supuestas reformas o modernizaciones”, si ha dado a entender que es un pecado que puede ser absuelto, en caso tal exista arrepentimiento.

En una de sus cartas apostólicas decretó: “Para que ningún obstáculo se interponga entre la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los el sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado del aborto”, y aunque reconoció que es un pecado grave debido a que se está acabando con una vida inocente, reafirma: “Puedo y debo afirmar que no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido que pide reconciliarse con el Padre”.
No obstante, esta declaraciones, crearon controversia, pues bubo quienes creyeron que esto significaba que el aborto era entonces aceptado por la iglesia, y, por ende, esta misma, salió a dar una interpretación del mensaje del papa, para no seguir creando confusiones. Gustavo Antico, Sacerdote la arquidiócesis de Buenos Aires, Secretario de la comisión de Laicos y familia de la conferencia Episcopal explicó: “No decimos que se puede abortar, decimos que perdonamos. El Papa quiere llevar la libertad del corazón a aquella persona que ya ha pecado”. 

¿En qué punto estamos?

Aunque, en la actualidad se ha visto un progreso, pues en encuestas realizadas por la mesa de vida y salud de las mujeres, el 65% de los colombianos está de acuerdo con los abortos legales, y el 81% dice que la mujer es quien decide si quiere tener hijos. El aborto sigue siendo reconocido como un pecado máximo, que no solo trae repercusiones en el plano físico, es decir, en cuanto al cumplimiento de leyes de la constitución colombiana, sino también, en el plano espiritual, pues sigue siendo juzgado por la iglesia. Esto trae como consecuencia de que al solo ser aceptado en ciertos casos específicos; En el Pais, según el ministerio de Salud, hay 400.400 casos de abortos clandestinos cada año, y de ellos, 93 ooo terminan con complicaciones.

Por ende, lo que sí se puede afirmar es que, la sociedad en la que nos encontramos es cambiante, y la mesa de salud y vida trabaja constantemente para valer los derechos de las mujeres que hoy en día pasan por este tipo de situaciones. Esta asociación basa sus ideales en el feminismo, y brindan una capacitación para que cada mujer conozca sus opciones y, sobre todo, su derecho a decidir.

Noticias Relacionadas

¡Déjanos tu opinión!

¡Gracias por comentar!