Actualidad Lo mas reciente 

El problema de las denuncias de extorsiones en Colombia

Por: Carolina Niño, Margarita Choles.

Según los datos del DANE, se analizó que muy poca gente denuncia las extorsiones:

– ¿A qué se debe esto?

Instaurar una denuncia en el país se puede convertir en un vía crucis, un gran porcentaje de la sociedad desiste en el intento de continuar con los pasos que se requieren para instaurar una denuncia formal en las Unidades de Reacción Inmediata, URI, porque para unos es mejor olvidar, dejar las cosas de esa manera y comprar lo que tal vez le quitaron, otros viven bajo el miedo de que los extorsionistas atenten contra sus vidas o las de familiares.

Casos se podrían contar muchos, los colombianos dicen tener mala experiencia a la hora de denunciar por sencillas razones como el estarse movilizando de un lado a otro, las instalaciones de la URI (Unidades de Reacción Inmediata) no son cien por ciento adecuadas, las filas son demasiado largas, la atención es un poco deficiente, ya que siempre hay problemas con el sistema.

Sin embargo en el país contamos con un gran número de policías que de la mano con el Gaula están dispuestos a colaborarle a cualquier ciudadano que esté pasando por una situación de extorsión.

  • Miedo a represalias:

Muchas personas siguen siendo víctimas de las extorsiones por miedo a las represalias, porque lastimosamente, los ciudadanos no ponen atención a las ayudas que ofrece el gobierno, no confían en la eficiencia de las autoridades nacionales e intentan manejar toda la situación al acomodo del extorsionista.

Se olvidan que pueden denunciar y antes de efectuar algún acuerdo de pago o pagar cualquier suma de dinero pueden llamar a la Policía Nacional o al Gaula. Esta entidad se encarga de dar los pasos de cómo denunciar por los medios y por medio de brigadas o actividades que realizan en cada municipio o ciudad del país.

Durante el noticiero o las propagandas posteriores a este muestran que las líneas de atención son 123 o 165 e incluso el 911, también se le abren las puertas en las oficinas donde por lo menos podrán recibir asesoría.

En una encuesta que realizamos a 30 personas para corroborar la información anteriormente mencionada un 60% de la población no sabe cuáles son los pasos a seguir si está siendo víctima de una extorsión, el 40% restante prefiere ser extorsionado por temor a perder lo que han construido, perder un ser querido o teme que atenten contra su vida.

  • Barranquilla:

En el año 2017 Barranquilla se han desarticulado a la fecha: 9 Bandas delincuenciales

De las cuales: 3 de ellas han sido carcelarias, es decir, que operan desde las cárceles de la ciudad y su área metropolitana, y 6 son clásicas (las comunes y corrientes), es decir, son las que llegan a los negocios que tienen propietarios presenciales.

  • Capturas por Extorsión a la fecha año 2017 en Barranquilla:

Este año las autoridades han capturado a varias bandas delincuenciales que se dedican al hurto, extorsión y homicidio en la ciudad de Barranquilla.

  • De orden judicial: 80
  • Por flagrancia: 44

Para un total de 124 bandas integradas por más de dos personas, tres de ellas por secuestro y 121 por extorsiones.

Según el periódico El Universal de Cartagena:

  • Modalidades de extorsión:

Estas bandas operan de diferentes maneras

 

  • “Somos de las Urabeños y los tenemos vigilados”
    Unas de las modalidades de extorsión más frecuente es la que se comete desde el interior de las cárceles. Les exigen un montón de dinero a las víctimas. La plata, por lo general, se recibe luego de que esta acede a hacer un envío. En otras oportunidades la cantidad es menor y piden que se les haga recarga a celulares. La idea es seguir llamando a sus víctimas y seguir ganando dinero fácil. Por lo general, si la persona que comete la extorsión no recibe lo que busca en la primera llamada, no vuelve a intentar extorsionarlo, explica la policía. Sin embargo, se valen de amenaza para acorralarlo y obligarlo a entregar el dinero que se les exige.

A veces se atreven a decirle a su víctima haciéndose pasar por un miembro activo o desmovilizado que están haciendo una llamada de limpieza social de su barrio y que solo piden una “contribución” para no declararlo objetivo militar y “asesinarlo a usted y su familia”.

  • “Si no paga acabamos con la vida de su empleado”

Una de las nuevas modalidades que están usando los delincuentes es la de contratar servicios en funerarias, empresas de mudanzas entre otras. Para luego exigir dinero por la vida del operario que cumple con el servicio.

  • “Si me da la plata, le devuelvo la moto”
    Robarle la moto a una persona y luego pedirle dinero para devolvérsela es más común de lo que parece. Lo peor es que entre más tiempo pase desde el momento del hurto es muy difícil recuperar el vehículo, advierten las autoridades. Muchos automotores terminan en desarmados para luego vender los repuestos. En algunos episodios los ladrones entregan la motocicleta, en otros se llevan las dos cosas (vehículo y dinero)
    Las autoridades recomiendan abtenerse de negociar con los extorsionistas y piden a la víctima denunciar de inmediato para iniciar la búsqueda y hallarlo.
  • “Me regalas una llamadita”

Aunque son pocos los casos reportados, las autoridades tienen en la mira a mujeres que se aprovechan de su belleza para acercarse a hombres, pedirle que le regalen un minuto de su celular y llamar a alguno de los familiares de la víctima para hacerle creer que está secuestrado. Lo han hecho solo en zonas exclusivas de Bogotá y su plan es pedir un giro de inmediato “si quiere volverlo a ver”. En ocasiones les da resultado”.

  • “Pague o acabamos con su negocio”

La modalidad que sigue dejando más víctimas es la clásica. Esta, explican las autoridades, se hace a través de llamadas o mensajes intimidatorios en lo que piden dinero a cambio de no asesinar a la víctima, poner un petardo en su negocio, etc. Esta modalidad fue identificada en el 30% de las denuncias interpuestas en el Gaula, en el 2015.

  • “Por no publicar su foto”

La llaman la modalidad de moda. Amenazan a la víctima con publicar la fotografía con contenido sexual o información intima si no entregan el dinero exigido. Lo que le causa más asombro a las autoridades es que este tipo de extorsiones se hacen, con frecuencia, desde el exterior.

Las recomendaciones que dan las autoridades

  • Desconfíe:Rechace las llamadas o mensajes de desconocidos.
  • No se deje engañar:La Policía presentó un protocolo para identificar si los extorsionistas lo están llamando desde la cárcel. Tenga en cuenta que los delincuentes usan un lenguaje grotesco y violento. Se hacen pasar por integrantes de organizaciones criminales, muchas de ellas ya inexistentes. Otra de las estrategias es pedirle dinero indicándole que supuestamente es para un familiar o amigo, con el fin de que no se le siga un supuesto proceso judicial.
  • Sea tajante:Si le hacen una exigencia de dinero, la Policía recomienda mantener la calma. “Frente a las exigencias, no suministre información personal, evada las preguntas, responda tajantemente y acuda inmediatamente a la Policía”.
  • Proteja sus datos:La información que los ciudadanos suben a través de sus redes sociales, sus fotos, datos de contacto, amigos, es aprovechada muchas veces por los delincuentes. Cuide la privacidad de sus redes sociales. También  sea cauteloso con la información que da por teléfono a supuestos operadores de bancos o empresas. Y pilas con las encuestas telefónicas.
  • Denuncie:El Gaula de la Policía invita a los ciudadanos a que informes los casos de extorsión a través del numeral  165 o  01 8000 911129. Una llamada oportuna puede hacer la diferencia.
  • No pague:El Gaula asegura que pagar una extorsión no es garantía de que lo van a dejar tranquilo, sino que es el comienzo para seguir intimidándolo.

Noticias Relacionadas

¡Déjanos tu opinión!

¡Gracias por comentar!