Actualidad Cine Cultura Lo mas reciente 

The Shape of Water: Enamorada de un monstruo

Por: César Mora Moreau

La siguiente reseña no contiene spoilers.

Año: 2017.
Director: Guillermo del Toro.
Reparto: Sally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon, Octavia Spencer, Richard Jenkins.

Decir que The Shape of Water (2017) es un cuento de hadas moderno me resulta tan excluyente que prefiero describirla como realmente es: una película de romance con elementos del cine de fantasía y terror, con momentos de comedia e incluso una escena musical, pero a fin de cuentas una gran historia de amor.

Amor entre dos criaturas marginales, ese amor por lo desconocido representado en el personaje de Elisa (Sally Hawkins), una mujer que trabaja en el área de limpieza de un laboratorio y cuyo destino cambia al cruzarse con un monstruo anfibio/humanoide (Doug Jones) que es prisionero en ese lugar.

Algo importante de mencionar es que ni Elisa ni el monstruo pueden comunicarse verbalmente, pero Guillermo del Toro deja en evidencia que para el amor no hacen falta las palabras. Basta con la interpretación magistral de Hawkins y la música de Alexandre Desplat para que los sentimientos atraviesen la pantalla.

Además del amor, The Shape of Water es una película que habla sobre la soledad, pero no cualquier tipo de soledad, sino aquella sufrida por seres que han sido rechazados por la sociedad. Elisa por ser muda, el monstruo por su origen desconocido y Giles (Richard Jenkins), el vecino de la protagonista, por su orientación sexual.

En contraste con estos seres marginales pero muy humanos, se encuentra el coronel Richard Strickland (Michael Shannon), el verdadero monstruo del film, que caricaturiza el ideal estadounidense de la familia perfecta con su esposa amorosa, sus dos hijos y un auto del último modelo.

Al ver esta película son inevitables las referencias con otras historias como la novela Frankenstein de Mary Shelley por el monstruo incomprendido; el cuento de La Bella y la Bestia por esa relación entre lo humano y lo monstruoso y La Sirenita, debido a que Elisa es muda, la sirena del cuento vendió su voz a cambio de tener piernas, y ambas se enamoran de personajes que no pertenecen a sus mundos.

Sin lugar a dudas esta producción, próxima a estrenarse en las salas de cine Colombia, promete ser una de las mejores historias del año.

Aquí puedes ver el tráiler:

Noticias Relacionadas