Actualidad Economia Lo mas reciente 

S&P baja la calificación crediticia de Colombia, pero pasa el panorama económico a Estable

Foto: Bloomberg

La insuficiencia en la recaudación de impuestos y una economía debilitada por el aumento de precios de materia prima llevaron a Standard and Poor’s a disminuir la calificación crediticia del país. Sin embargo, sostienen que el panorama económico a largo plazo es estable. 

A los efectos negativos del aumento de precio de la materia prima, se le sumaron una marcada dependencia de ingresos extraordinarios y un crecimiento mucho menor de lo esperado (1,6%) en el 2017, para hacer que las finanzas del país justificaran el descenso de la calificación crediticia en moneda extranjera de BBB a BBB-.

En un comunicado de prensa, la firma calificadora de riesgo, propiedad de S&P Global, también sostuvo que la reforma tributaria del 2016 no mostró los resultados esperados, siendo esto un ejemplo puntual de “la dificultad de reducir gradualmente los déficits generales del Gobierno para cumplir con la regla fiscal de Colombia“.

La reacción del Ministerio de Hacienda

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, mantuvo una apretada agenda esta mañana, comentando en varios medios de comunicación que haber bajado la calificación crediticia debe ser tomado en cuenta como un llamado de alerta para las decisiones a tomar en el contexto político del 2018, un mensaje que también manejó la firma, la cual, a pesar de haber certificado la reducción de la calificación crediticia nacional, también mejoró la perspectiva económica de Negativa a Estable. 

Bajo esta circunstancia, Cárdenas sostuvo que el rumbo a tomar en las medidas económicas será fundamental, pues se deberá evitar una baja mayor para el año 2019. En el mismo comunicado de prensa, Standard and Poor’s sostuvo que el debate político próximo a protagonizar el panorama nacional será fundamental, pues en dicho contexto se  deberán definir “las fórmulas de política fiscal durante los próximos años”.

 

Otras calificadores de riesgo, como Moody’s y Fitch no redujeron la calificación crediticia del país, dejándola, respectivamente, en BBB y Baa2.

Noticias Relacionadas