Actualidad Lo mas reciente 

Construyendo Isla de León

Por: Laura Muriel Texidor – Fotos: Carlos Patrón

Cartagena de Indias, uno de los destinos turísticos por excelencia de Colombia, tuvo más de 700.000 visitantes en el primer trimestre de este año de acuerdo a cifras publicadas por el Ministerio de Comercio Industria y Turismo. Uno de sus mayores atractivos es la proximidad que tiene con distintas islas conocidas por sus aguas cristalinas, como lo son Isla Barú, Isla del rosario, o Isla Tierra Bomba.

Esa misma Cartagena es la segunda entre las principales ciudades del país en pobreza monetaria. De acuerdo a los últimos datos sobre La Heroica publicado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP). Por otro lado, según las cifras reveladas por el estudio 294.895 cartageneros (29,1 % de la población de la ciudad) vive en la pobreza y 55.000 (5,5 %) vive en la pobreza extrema. Si las Islas del Rosario pueden dar cuenta de los datos sobre turismo en Cartagena, Isla de León habla sobre la pobreza y la desigualdad en la Heroica, y del conflicto en Colombia.

ISLA DE LEON

Cuentan los habitantes de Isla de León, que ésta ha sido reubicado dos veces. Cuando la invadieron por primera vez se llamaba Isla de El Carmen, pero cuando la reubicaron a las primeras personas había un señor que se negaba a abandonar su hogar. El hombre tenía el apellido León y se quedó allí solo. De esa forma la gente comenzó a llamarle Isla de León.

Para llegar a esta isla es necesario cruzar un puente que pasa por las aguas verdes del caño Limón que la separa del Pozón, uno de los barrios marginales de Cartagena.

Al caminar por la isla, las calles están llenas de escombros y si ha llovido se llena de lodo. El olor del caño es fácil de percibir, así como el de las aguas que rodean a la comunidad. Los niños juegan de un lado a otro. Algunos van descalzos, y la gente saluda con entusiasmo. Hay todo tipo de casas, algunas construidas con tablas de madera, zinc, o ladrillos, pero las más famosas en la comunidad son las construidas por la organización Techo. Estas casas sobresalen fácilmente pues han sido construidas a un metro y medio de altura sobre el suelo.

TECHO

Techo es una organización que nació en Chile en el año 1997 . Llegó a Colombia en el 2006 y a Cartagena en el 2012. Con sus obras, busca superar la situación de pobreza que viven miles de personas en los asentamientos precarios. Esto se lo propone a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios. Los asentamientos son definidos por ellos como un grupo de 8 o más familias que viven en un terreno cuya situación sea irregular en términos legales, y que al menos tenga la falta de acceso formal de un servicio básico, como electricidad, o agua y alcantarillado. Una de las comunidades en las que trabajan activamente es Isla de León.

Samir Guzman, voluntario y coordinador del área de fondos, describe su experiencia en Techo de la siguiente manera: Tuve un cambio de visión cuando entré a la organización, pues normalmente veía a Cartagena como una ciudad turística y “fantástica”, que méritos para eso tiene, pero me di cuenta que muchas cosas van más allá de lo lindo y atractivo. Acá hay mucha gente con grandes necesidades. Ellos merecen estar bien, pero duele la indiferencia. Mucha gente no ve la otra cara de la moneda y la necesidad extrema vivida por tantas personas. Aparte de eso, también está la ironía de ser una ciudad que maneja muchos recursos para hacer cambios profundos en lo social y demás ámbitos, pero nunca se ve reflejado nada y lo que hay es corrupción: los ricos siendo más ricos y las gente sumergida más en la pobreza”.

Los voluntarios y los habitantes de Isla de León 

Ella es Jay, oriunda de Apartadó, Antioquia, desplazada por la violencia. Vive en Isla de León junto a 3 de sus 4 hijos. El mayor de ellos se encuentra prestando el servicio militar. Jay trabaja por temporadas en casas de familias, y en el barrio vende salchichón a sus vecinos.

Cartagena es una quimera, un reflejo de una vil mentira que nos han vendido mal por años. Hay cartageneros, personas igual que tú, igual que yo, que quizá nunca han sido tenido en cuenta, aquel que vive en esa situación puede ser tu hermano, habita el mismo espacio, no es necesario ir a África para ver dinámicas de extrema pobreza.

Luis Castellano Otero, Voluntario.

Jay abandonó su tierra, su forma de sustento para empezar una vida nueva en Cartagena. El 17 de septiembre recibió una vivienda de emergencia gracias a Techo y sus voluntarios. Aquí con su hijo. 

 

Ella es Antonella, Hija de Dina Luz y sobrina de Dermis, ambas desplazadas de los Montes de María junto a sus familias. Gracias a las construcciones de Techo ahora cuenta con una casa que no se inunda cuando llueve, y su sonrisa contagiaba a los voluntarios. 

Cartagena cada día es más desigual,basta con hacer el simple ejercicio de comparar cómo crece el boom inmobiliario en esta ciudad, como se erigen grandes edificaciones con cientos de apartamentos y paralelo a esto crece y se prolifera la pobreza en zonas vulnerables, el hacinamiento en un solo metro cuadrado. Cada vez que me pongo la camiseta de voluntario nace una nueva historia, nunca como la primera. Una familia les tocó tumbar su casa mientras se construía su vivienda, la lluvia era tan fuerte ese día que era casi imposible trabajar bajo esas condiciones. Vi tan comprometidos a los otros voluntarios que sin importar la lluvia, las inundaciones, los rayos, o el accidente de otra voluntaria, me puse la camiseta para seguir construyendo. Desde ese día todo ha sido una historia.

Medel Silva, Voluntario

Foto: Carlos Patrón

 

*Si quiere ser parte de techo puede inscribirse en el siguiente enlace http://www.techo.org/paises/colombia/techo/voluntario/

 

 

 

 

 

 

 

Noticias Relacionadas