Deportes El Punto Entrevista Lo mas reciente 

Daniel Marriaga, la promesa olímpica de la gimnasia barranquillera

Foto: Prensa de la Gobernación del Atlántico

“A mí me lo entregaron de siete años y uno a veces de incrédulo con los niños, no sabe lo grandes que pueden llegar a ser y él con el tiempo nos sorprendió a todos. Se ha distinguido siempre por ser muy buena persona, pero como deportista es aún mejor”,  asegura Ignacio Páez, el entrenador de Daniel Marriaga, el muchacho que se proyecta como la próxima figura de la gimnasia en Barranquilla.

Daniel Marriaga es el sexto de siete hermanos. Criado en el barrio Veinte de Julio al sur de Barranquilla y descubierto por casualidad, es hoy uno de los mejores deportistas del Atlántico, ganador de medallas nacionales e internacionales, integrante de la Selección Colombia de Gimnasia en dos ocasiones y representante sobresaliente del club deportivo Samir.

Marriaga comenta que pasa tanto tiempo entrenando, que se ha perdido muchos eventos familiares, fiestas y demás cosas que para la mayoría de personas son algo cotidiano. Sin embargo, afirma que no todo es negativo, pues ha logrado cosechar una gran relación con la gente de la liga, con su entrenador, a quien ve como su segundo padre, y con sus compañeros de entrenamiento, sin mencionar los viajes y lugares que ha tenido la oportunidad de conocer.

Practica gimnasia desde los 6 años y a sus 17 ya está catalogado como uno de los mejores atletas de Barranquilla. ¿Cómo llegó al mundo del deporte? ¿Quién lo descubrió?

Cuando estaba en primero o segundo de primaria el profesor de educación física me descubrió. Porque ya a los cinco años yo caminaba en las mano, entonces el profesor me dijo “Vamos al estadio, yo te llevo”. Primero fuimos a atletismo, después él no vio lo que esperaba ahí y me trajo acá al gimnasio y desde entonces estoy acá.

¿Qué es lo más valioso de este deporte? ¿Qué es lo que lo tiene enamorado aún después de tantos años?

La perfección que tiene este deporte y que uno debe ser muy arriesgado e inteligente para esto, y sobre todo  la elegancia que tiene.

¿Alguna vez ha pensado en dejar la gimnasia y practicar otro deporte?

En realidad no. Alguna vez sí pensé que me aburría un poco porque, imagínate, nueve, diez años practicando lo mismo uno se cansa un poco pero no, nunca he pensado seriamente en dejarla.

Este año,en Cúcuta en el mes de mayo, lo vimos ganar cinco medallas y un tercer puesto en la clasificación general. ¿Cómo se sintió en competencia?

Realmente bien, fue más que todo un triunfo para el Atlántico y para mi ciudad Barranquilla. También fue un logro bastante grande para toda la gente de la liga de gimnasia, para mi familia y para mí obviamente.

Hace poco más de un mes sufrió una lesión. ¿Cómo se lesionó? ¿Qué pasó exactamente? Creyó que esta lesión pudiera alejarlo del deporte de forma permanente? ¿Cómo reaccionó su familia? ¿Su entrenador? ¿El reposo afectó su entrenamiento?

Sí, tuve una lesión en la espalda, un esguince, y los tejidos se me inflamaron. Fue haciendo un movimiento de gimnasia. Estaba entrenando en Ibagué esa semana y por decirlo de algún modo caí de cabeza. Es decir, al caer los pies sobrepasaron mi cabeza entonces la espalda se vio comprometida. Y sobre el reposo, realmente no me afectó demasiado porque de todos modos no fue mucho, ya que mientras me hacían terapias, seguía entrenando suave y manteniéndome. En sí, el reposo fue solo una semana. Mi entrenador reaccionó de buena manera; él no podía estresarse porque ya teníamos el campeonato prácticamente encima. Lo teníamos como a cinco semanas de la competencia en Medellín. Por otro lado, mi familia siempre me ha brindado todo el apoyo necesario. En este caso el cuidado y la compra de los medicamentos tampoco fueron la excepción. 

Daniel Marriaga en competencia.

¿Y cómo le fue en esa competencia en Medellín? ¿La lesión afectó los resultados o siente que mantuvo su rendimiento de siempre?

No. En realidad mejoré bastante a comparación del campeonato pasado que fue en Cúcuta. Subí mucho las notas y gracias a Dios hice las cosas bien, me sentí un poco más tranquilo en ese aspecto.

Como gimnasta ¿cuál es su objetivo?. ¿A dónde quiere llegar?

Pues como todo deportista quisiera poder llegar a los mundiales y a los Juegos Olímpicos que son un logro para todos y es como la cima de la gimnasia.

¿Quien es su punto de referencia?

Pues está un deportista que ha sido mi admiración desde que comencé en la gimnasia que es el ruso Alekséi Nemov, pero también está Marian Drăgulescu que lo vimos en los Olímpicos de Atenas en 2004, y Diego Hypolito que ha sido campeón mundial de varios aparatos.

Daniel, usted ha traído múltiples premios, medallas y reconocimientos a Barranquilla pero ¿cómo está la gimnasia barranquillera? ¿Vienen más promesas después de usted?

Pues bien, la verdad detrás de mí vienen muchos gimnastas buenos. Pienso que nadie es irremplazable, hay mucha buena gimnasia aquí en Barranquilla, aunque se ve muy poco el apoyo a este deporte, pero sí hay mucha gente buena y espero que apoyen más esta disciplina.

Usted mismo ha visto las diferencias abismales entre los centros de entrenamiento en ciudades como Cúcuta, Medellín, Bogotá y el de Barranquilla. ¿Cómo hacen los gimnastas del Atlántico para sobresalir en competencias nacionales con estas desventajas?

No solo nacionales, sino internacionales, porque ahora con este campeonato que se viene en septiembre en Argentina ya llevo tres campeonatos internacionales. Y es muy duro en realidad, muy muy duro, porque no está ese apoyo de la secretaría, del distrito, de los entes responsables de estos temas por decirlo así. Aquí no hay colchonetas, no hay nada para cuidar, la pedana es la misma desde 1992, y está bastante desgastada, además no solo la usamos los gimnastas, los porristas también vienen a practicar aquí, y bueno eso es una ayuda económica grande para la liga pero no es lo ideal. Es muy difícil para nosotros equilibrar estas diferencias con los otros gimnastas porque prácticamente tenemos que trabajar con las uñas

¿Ha pensado alguna vez en irse de Barranquilla y practicar gimnasia en otra ciudad?

La verdad no. He pensado en quedarme aquí más que todo por mi familia, porque todo el tiempo lo paso aquí en este gimnasio, que es como mi segunda casa a pesar de sus condiciones y esta gente de aquí también es familia para mí.

¿Hasta qué edad tiene pensado practicar gimnasia? ¿Qué hará después de su retiro?

No sé hasta qué edad practicaré gimnasia, hasta que el cuerpo me lo permita supongo, porque no sé qué pasará más adelante. No entraría a otro deporte, después de mi retiro pienso ser entrenador de gimnasia, montar mi propio club y sacar a mucha gente adelante.

¿En qué tipo de poblaciones piensa enfocar este proyecto?

Pues más que todo en los niños de bajos recursos, porque pienso que ahí hay es donde se encuentra la verdadera potencia. Porque a veces son niños que tienen muchos sueños y por su condición económica es muy difícil cumplirlos. 

Daniel deja claro que llevará al Atlántico más premios y reconocimientos mientras su cuerpo y las situaciones se lo permitan. El amor que le procesa la gimnasia artística, la disciplina y la dedicación le han permitido llegar al podio más de una vez aún si la situación del deporte en la ciudad ha sido una dificultad.

 

Noticias Relacionadas