Deportes Junior Lo mas reciente 

Ana María: una mujer 10, detrás del 10 del Junior

Por: Rosario Castellón y Stephanny Cabarcas

Hoy Junior va por una final más. Las ausencias del “ChaTeo” seguro le darán la oportunidad a Jarlan y desde casa su motor, Ana María Hernández, lo alentará.

Las cámaras siempre se van con los protagonistas en la cancha, pero en la casa y la tribuna la esposa de esta figura del fútbol colombiano suda su camiseta en silencio. Jarlan Barrera es el 10 juniorista. Todos los hinchas del Tiburón saben de quién hablamos, pero si decimos Ana María Hernández, seguro más de uno no tiene la menor idea.

Este apoyo silencioso y familiar poco se conoce en las tribunas. Por lo tanto, decidimos escuchar la versión futbolera de la protagonista detrás de esos goles, gambetas y pases. Ana es una joven carismática, dispuesta a escuchar y a ayudar a los demás. Conoció al volante samario en el 2014, cuando ella tenía 16 años y él 19. El tiempo pasó y las cosas entre estos dos jóvenes costeños fluyeron. Ana María no se veía como esposa de un jugador del Fútbol Profesional Colombiano, pero ahora lo sufre y lo goza. Hernández es una mujer con estilo deportivo para vestir, de baja estatura, voluptuosa, de cabello color castaño, liso y, además, barranquillera. Afirma que se enamora cada día más de Jarlan y de su estilo de juego creativo. Así nos lo contó.

“Cuando tiene una situación difícil en el equipo siempre vemos todos los puntos de vista acerca de lo que está pasando, le ayudamos a solucionar. Su familia y yo somos de gran apoyo para él. Cuando está aquí en la casa siempre tratamos de hacer cosas diferentes a su rutina para que no se sienta como todo el tiempo presionado por su trabajo, las redes sociales también son un mecanismo de ayuda, quizá hay gente que dice cosas absurdas, pero uno siempre debe saber qué opina el de afuera, yo todo lo veo”, concluye Ana María.

Los niños necesitan de sus padres para un sano crecimiento. El mediocampista a pesar de sus largos días concentrado por los compromisos futbolísticos, no se separa de su hijo. “Juan Sebastián cuando ve al papá es una emoción incontrolable y por eso siempre que está concentrado lo llamamos para que se vean y hablen porque él está creciendo y ya entiende cuando el papá se va”, comenta Ana.

Es por eso, que Ana María utiliza la tecnología como herramienta para mantener enlazados a sus grandes tesoros: “Obviamente que cuando él concentra nos vemos en video-llamada; si puedo ir un ratico al hotel para llevarle al niño, lo hago, pero son muy pocas las veces. Con el profe Alexis era más suave ese tema porque él era más flexible y no ponía tanto problema, pero con Comesaña no es así, Jarlan dice que es mejor que no baje porque quizás se moleste, entonces él dice que si otros lo hacen, él no lo hará”.

Jarlan Junior Barrera Escalona, padre de Juan Sebastián, ha vivido momentos difíciles en el fútbol, pero siempre ha encontrado una mano que lo ayuda a levantarse. Su familia y su esposa le han brindado todo el apoyo para enganchar y hacer que las adversidades pasen de largo. Ana María no solo es esposa y madre, sino también es hincha. Desde hace tiempo esta joven sigue a Junior, y aunque ahora lo ve desde otra tribuna, el sentimiento sigue siendo el mismo. Su amor por Junior no cambia, y no se avergüenza de haber pertenecido al Frente Rojiblanco Sur. La hermosa barranquilera recuerda: “Pienso que el sentimiento no se compara con nada y no se cambia si es verdadero. Yo estoy en occidental y mira que cuando la barra canta y Juanse salta cantando me da mucha risa, Jarlan me dice que lo lleva en la sangre y varias personas también me molestan riéndose con eso. Pero es algo que pasé hace tres años y de una u otra manera gracias a eso conocí al que hoy es mi compañero y padre de mi hijo por eso no me da vergüenza decir que fui del Frente, que viajé por ver a Junior”.

La vida de un futbolista no es color de rosa como muchos lo imaginan. A ellos les toca estar lejos de sus familias por mucho tiempo y son sus compañeras sentimentales quienes deben afrontar esta situación y saberla manejar. Hasta el momento lo que más le ayuda a la familia Barrera Hernández es el Junior. Ana fue siempre hincha del Junior, Jarlan es el 10 del Junior y el pequeño Juan Sebastián ya salta en las tribunas alentando al equipo de sus amores, en la hoy necesita del talento de Jarlán en el mítico Metropolitano y seguramente, desde las gradas, se sentirá el apoyo de Ana María y de Juan Sebastián.

Noticias Relacionadas