Actualidad Lo mas reciente Punto Urbano 

Colombia juega y hay temporada alta en Barranquilla

Por: Angie Benítez, Valentina García y Brenda González

Pékerman convoca a unos cuantos privilegiados, pero el partido convoca a decenas de miles de hinchas. Los precios de los hoteles, aviones y buses están por las nubes. El deporte rey es cada vez menos incluyente: ahora hay que pagar para verlo por televisión y para ver a la Selección en vivo se requiere una fortuna.

El partido del 5 de octubre en Barranquilla cuenta con una preparación económica y turística que dejará a todos los visitantes satisfechos, pero a la vez con sus bolsillos vacíos, ya que los costos no son altos, sino impagables para la mayoría del pueblo colombiano. Lamentablemente, el fútbol, hoy por hoy, no es para pobres.

Por todo el amaño de boletas, la Superintendencia de Industria y Comercio se tuvo que poner la 10. Sometió a vigilancia especial la venta y la entrega de boletería para evitar la falsificación, pero el resultado fue similar, las boletas quedaron en manos de los revendedores y solo cambió el señalado. Así, Ticket Shop era el malo entonces y ahora el malo es Tu Boleta.

El costo de la boletería es elevado y las más económicas se encuentran agotadas. Según el portal web StubHub solo quedan disponibles la tribuna sur baja por el valor de $417.000 y oriental con un costo de $1.462.000, precio que, dicho sea de paso, solo un aficionado millonario podría pagar.

Farid Pineda, estudiante de Comunicación Social de la Universidad del Norte, es revendedor de boletas para este partido y asegura que las pocas boletas que tienen los revendedores están con precios elevadísimos, por la forma en que salieron a la venta. Agrega, también, que la mayoría de boletas quedan en manos de la Federación Colombiana de Fútbol y de las empresas privadas que patrocinan al equipo de Falcao y James, quienes siempre hacen su agosto con el fútbol. El 95% de la boletería ya está vendida, mientras que el 5% restante se venderá a las afueras del Metro.

La reserva en hoteles para esta fecha también representa grandes montos de dinero. Hoteles como el Sonesta tienen reservas disponibles que superan el millón de pesos por noche. Por su parte, el hotel Dan Carlton ofrece una noche por $2.200.000, lo cual equivale aproximadamente a tres salarios mínimos, por pasar solo la noche de la fecha del partido. El resto del año, las noches en hotel son un 70% más baratas.

Y, claro, no deben olvidarse los medios de transporte. Los vuelos de Avianca, por ejemplo -y si es que el paro lo permite- para el 5 de octubre rondan el $1.299.000 por trayecto, mientras que la opción más económica de otras aerolíneas está agotada desde hace tres semanas.

Los tarifas de taxis ya están definidas: del norte de la ciudad hacia el estadio cobran mínimo $30.000, como lo explica el taxista Ricardo Gómez: “no es la distancia lo que cobramos, sino los trancones que se arman”.

Sin importar los costos ultra inflados, el Metropolitano estará a reventar. La Casa de la Selección siempre responde y recibe, sin problema, a todos los asistentes al último partido de la Eliminatoria Rusia 2018. Ellos, en agradecimiento, dejan sus salarios de los próximos tres meses por ver lo que se ha denominado por todos como “el partido de la clasificación”.

Noticias Relacionadas

¡Déjanos tu opinión!

¡Gracias por comentar!