Punto Urbano 

‘Comunidad Vecinos’, alternativa para llegar a tiempo y seguro a tu destino

A diario son muchos los universitarios que viven un drama al momento de transportarse de sus casas a la universidad, o viceversa. Link noticia relacionada.

A raíz de esta dificultad, un grupo de estudiantes pertenecientes a la Sociedad Pilos, creó un proyecto llamado Comunidad Vecinos, el cual busca cubrir principalmente la necesidad de movilidad con la creación de rutas en vans, sin dejar a un lado la idea de crear un espacio de constante interacción y apoyo mutuo.

Juan José Escobar, presidente del grupo Sociedad Pilo de la Universidad del Norte, cuenta que antes de tomar esta iniciativa, en el 2015, se reunía con sus vecinos del barrio La Victoria, con el objetivo de dejar en definitiva los buses y empezar a tomar taxis para llegar a la universidad. “Aproximadamente nos demorábamos en viaje 1 hora y 20 minutos. Teníamos  clases muy temprano, y como comunidad nos afectaba el viaje a esas horas por el trasnocho” cuenta el estudiante de Uninorte.

Al cabo de un tiempo, el proyecto Comunidad Vecinos, fue tomando fuerza debido al trabajo y al impacto de los becarios con su sentido de co-responsabilidad hacia la universidad. Juan José Escobar empezó a crear grupos liderados por los beneficiarios de esta sociedad, entre esos Tatiana Rosales, una de las promotoras de la ruta Vecinos Malambo.

Lo primero fue identificar aquellas personas con problemas de movilidad. Luego, empezar a crear grupos vía WhatsApp con las diferentes comunidades para las rutas. Después, ir gestionando conductores de vans (servicio especial) y, por último, hacer el cruce con los horarios de los estudiantes. “Esto es un trabajo en red, somos un equipo en el que nos delegamos cargos, yo me encargo de crear las rutas, y  ya luego eso camina solo con cada uno de sus líderes” cuenta el presidente de la Sociedad Pilo.

Actualmente existen 7 rutas activas en la Comunidad Vecinos: La pradera, Ciudadela, Simón Bolívar, la 8, la 14, Malambo y Soledad; entre las inactivas están los Robles, la cual se encuentra en modificación, y la de los Nogales, la cual tuvo éxito en los primeros meses con 14 rutas a la semana, aunque actualmente no da más abasto, debido a que la mayoría de estudiantes viven pensionados en ese barrio y se mudan todo el tiempo.

Por otro lado, está en desarrollo la ruta de Vecinos Vía Oriental, la cual busca llegar a aquellas personas que viven en municipios como Sabanagrande, Santo Tomás y Palmar de Varela. Los estudiantes que viven en estas zonas, toman hasta tres buses para llegar a la universidad. Es por esto que creen necesaria la idea de implementar una ruta en beneficio de ellos. Gianella Adarraga vive en Sabanagrande y ha optado por tomar la ruta de Vecinos Malambo, la cual llega hasta el Concorde de Malambo y ahí toma un bus en el que tarda 15 minutos para llegar a su destino final. “Yo creo que es necesario e indispensable crear una ruta para las personas que vivimos en la zona oriental, pues nos facilitaría la puntualidad, comodidad y seguridad en nuestra vida Universitaria”agrega Adarraga.

 

Estudiantes en una de las rutas de Vecinos.
Estudiantes en una del as rutas de Vec

La Comunidad Vecinos Malambo es la más grande de todas. El líder de la ruta, Andrés Rodríguez, relata que al comienzo los chicos de este municipio creían imposible la idea de crear algo así; sin embargo, poco a poco lograron generar confianza y reunir un buen personal. “Al comienzo se iban 5 o 6 estudiantes, ahora somos 74 personas” expresa el líder de esta ruta. Por otro lado, David torres es uno de los miembros de esta comunidad, y relata que la ruta les ha traído muchos beneficios, como el de llegar en un menor tiempo al campus universitario, y, además, llegar seguros. “La ruta nos ha brindado una mayor comodidad en el viaje y nos evita hacer el transbordo de un bus a otro” expresa el estudiante.

Dentro de la universidad, es curioso ver cómo el frente de la biblioteca se ha convertido en un punto de encuentro donde la comunidad Vecinos se reúne a esperar las diferentes rutas para ir a casa.

Miembros de la comunidad Vecino, frente a la biblioteca.

Otro factor importante que ha traído consigo esta asociación ha sido la creación de lazos de amistad y compañerismo al momento de resolver problemas o satisfacer solidariamente las necesidades del otro. “Al comienzo, todo el mundo iba en su mundo, como si viajaran en un medio de transporte normal, pero ahora se ve el apoyo y la colaboración entre todos” cuenta uno de los líderes de esta comunidad. El ambiente durante los viajes es de total entusiasmo tanto en la mañana como en la noche.

Parte del personal de Uninorte que conoce esta iniciativa, felicita al grupo por la excelente labor que han desempeñado. Pedro Marriaga, funcionario del campus, recomienda el servicio por seguridad y tiempo. “Antes, cuando me iba en Coolitoral Vía 40, era más complicado transportarme porque siempre los buses pasaban llenos. Ahora con la implementación de estas rutas voy cómodo y también más seguro” cuenta el funcionario.

Este proyecto ha estado constantemente en la búsqueda de vans y carros. Su principal trabajo es llegar a la mayor cantidad de personas posibles y esto no ha sido tan fácil.  Cuentan que, a pesar de haber tocado las puertas dentro de la universidad, hay asuntos legales que se deben reunir, les falta una etapa de formalización en la cual Bienestar Universitario les está colaborando “quisiéramos contarle a todos  los demás los puntos que más adelante vamos a desarrollar, para que se sumen al proyecto y podamos seguir avanzando”. Expresa Juan José, el creador de las rutas.

Actualmente los líderes de comunidad vecinos, están pensando en la implementación de una ruta mixta, la cual en horas pico realizará viajes ida y vuelta por toda la circunvalar hasta que culmine en la calle 30 con Simón Bolívar.

Este es un trabajo que se realiza poco a poco, el cual busca involucrar a un mayor número de personas; de esta forma no sólo avanzar en la creación de rutas, sino en la creación de una gran comunidad de vecinos donde se pueda socializar, salir, compartir entre compañeros, pero sobre todo, llegar seguros y a tiempo a la universidad.

 

 

Noticias Relacionadas