Lo mas reciente Uninorte 

FNPI beca a estudiante de Uninorte para participar en taller de crónica

Karelyn Arteaga, estudiante de octavo semestre del Programa de Comunicación Social y Periodismo, participó en el Taller de Crónica en Buenos Aires, dirigido por el periodista Alberto Salcedo Ramos.

El taller se realizó del 1 al 5 de agosto en Buenos Aires y contó con la asistencia de 16 periodistas. Durante esos días, Alberto Salcedo Ramos, cronista barranquillero, con gran reconocimiento a nivel internacional, hizo énfasis en los aspectos fundamentales del género como son los personajes, el tema y una buena edición.

De los participantes, Arteaga era la única colombiana, además de ser todavía estudiante de Comunicación Social y Periodismo. En noviembre del 2016, la joven recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, en la categoría Estímulos al Periodismo Joven, con ‘Te olvidé’, su crónica audiovisual. Por esta razón, fue becada para asistir al taller.

“Yo era la única estudiante y fui como oyente del taller porque era un nivel alto, fue más un proceso de aprendizaje. Ellos querían que yo aprendiera.  Además, tuve la experiencia de estar en otro país, era la primera vez que estaba tan lejos de mi casa” contó Karelyn, quien era la más joven del grupo. “Más que todo seguí el proceso de redacción de las crónicas, aprender de los errores que cometían”.

Tomada de: Página web Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano.

 

De la crónica escrita a la audiovisual

Para Arteaga el ejercicio de creación periodística resultó útil también para lo que más disfruta: la realización audiovisual. “Me tocaba siempre transformar los conceptos a lo audiovisual, la línea narrativa, las escenas. Estaba cambiando los consejos de lo escrito a lo audiovisual” dijo Karelyn.

La clave que le deja el taller de crónica para su ejercicio como periodista y realizadora audiovisual, es que todo cuenta. “No se puede poner nada en un texto o en un trabajo audiovisual que no cuente algo, debemos estar en constante construcción de la narrativa, y si agregamos cosas que no cuentan,  la narrativa se nos va por otro lado”. Lo más importante que aprendió fue la selección de la información: “tenemos que decantar bien la información, y la forma en que lo contamos ya depende de nosotros. También aprendí a acercarme a los personajes, pasar tiempo con ellos y que me cuenten lo que quiero saber”.

Además, Arteaga reafirmó su creencia en que las historias toman tiempo y nada está escrito sin una razón específica. “No todo es a la ligera, lo importante es crear historias que tengan buenas bases, que cuenten y que cuenten bien” comentó Karelyn. El consejo que ella tiene para los jóvenes periodistas es que sigan trabajando, siempre mantenerse motivados a crear y a contar nuevas historias.

Noticias Relacionadas