Letras 

Poemas

Walter Consuegra, 21 años. Estudiante de doble programa en Ciencias Políticas y Gobierno y Comunicación Social y Periodismo en la Universidad del Norte.

Por Walter Consuegra

PROHIBICIÓN

Eres el pecado que quiero cometer, el fuego con el que me quiero quemar, el lago en el que me quiero ahogar, el miedo que no puedo espantar, la noche que no termina, el sol que no se apaga, la luna que no sale, el alba que nunca llega, el vino que no se acaba, la desnudez que no se cubre, el beso lleno de lobreguez, el amplexo con veneno azucarado, la dulzura untada con sal, el deseo poseído, la calle espinada, la clandestinidad, el masoquismo de mi corazón, el dolor que sabe a bien, la maldad que huele a placer y la exquisitez de mi angustia. Eres lo que al anochecerse viene a dar encima de mi torso mientras estoy hundido en mi ofuscación; me lames las mejillas, me besas en la frente y me escupes los ojos. Tiras de mis extremidades y las amarras a tus costillas de carbón, me sacas el cerebro y lo bañas con tu sudor, te paseas desnuda y bailas en las baldosas de mi habitación. Estrujas mis pulmones con tus voces de seducción, amargas mi glucosa, pudres mi miedo, haces convulsionar mis sentidos enredados, absorbes de mis poros lo poco que me tiene vivo y solo dejas escasos restos de mi existencia. Luego sales por la puerta que tumbaste, dejas tu lava consumiéndose mi habitación, tus cabellos sueltos ahorcándome los gritos y mi impaciente ilusión embriagada y aturdida brama desde adentro por tu inmediato regreso.

ME ATRAPA EL ALBA

Siempre me atrapa el alba en mi inquieta tempestad mental, en las tormentas de amor con sabor a turrón de café molido y el tabaco tibio aún humeante que ambienta las sábanas grises con las que me arropo el torso. El azul pastel como cortinas de teatro de dioses, se despliega cual cascada tierna siempre ostentoso, y al que no amanece muerto, le cae como beso fresco manifiesto con efusión. Me deleito con las noches pasadas; mi habitual festejo como cazador de sensaciones extravagantes, como noctámbulo misterioso, buscando temáticas intrínsecas a la noche misma; adornándome la piel con brisa virgen y en la serenidad que la ausencia del ruido de la metrópoli me provoca. De repente se asoma el Gran Azul, en la ceremonial exposición de una tenue transformación fantástica, y es aquello lo que me indica la posible aproximación de una deseada noche más.

2 Thoughts to “Poemas”

  1. Excelente escritor. Es increíble su originalidad. Me encantaría continuar disfrutando de su buena poesia. Se nota que le coloca el alma cuando escribe.

  2. María Paulina Villalba.

    Excelentes poemas. ¡Un honor ser lector de ello!. En cada palabra se percibe el amor y pasión con la que fueron escritos. Me atrapa el alba.

Comments are closed.