You are here
Uninorte 

Alberto Martínez, un hombre que se desvela por el periodismo

Por: Ever Mejía

Director de programa de Comunicación Social y Periodismo recibe Premio Simón Bolívar. El perfil de un hombre entregado al periodismo.

Alberto Martínez, director del Departamento de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad del Norte, gana el Premio Simón Bolívar de Periodismo en la categoría de mejor crítica con el artículo ‘Las lecciones del Vickygate‘ publicado en el periódico El Heraldo.

Alberto Martínez es un cartagenero entregado al periodismo desde sus inicios, cuando dirigió el periódico de su colegio en el bachillerato. Durante 30 años hizo periodismo en los grandes medios del país, tales como El Universal, El Espectador, La República y Portafolio. Hoy se alejó de las salas de redacción, no para abandonar el periodismo, sino para enseñarlo.

En la Universidad del Norte se lo observa caminando de un lugar a otro: de su oficina a la clase, de la clase a una conferencia, de una conferencia a una reunión. Los estudiantes aseguran que Alberto va dejando huellas, una de ellas es Daniela Rojas que lo ve “luchar a diario para que cada uno de nosotros amemos esta carrera”. Más que un profesor, Daniela y muchos estudiantes lo consideran un padre y un guía en el proceso de aprendizaje diario.

Isabel Barceló, coordinador de programa de Comunicación Social, trabaja todos los días junto a Alberto, y lo considera el mejor jefe que ha tenido. Lo describe como una persona “generosa, sensible a las problemáticas de la sociedad y siempre dispuesto a ayudar al prójimo”.

Aun cuando termina sus jornadas en la universidad, no se desprende del periodismo. En la casa de Alberto Martínez todos son periodistas: él y su esposa, Paola Alcázar, lo son de profesión. Mateo, su hijo mayor, estudia periodismo. Ni siquiera se escapa su hijo menor, Sammy, quien participa en una emisora haciendo periodismo infantil.

A pesar de que el periodismo está presente todo el tiempo en la vida de Alberto Martínez, su esposa Paola Alcázar sostiene que “lo que más le gusta es hacer feliz a Sammy y a Mateo. Con el menor se dedica a jugar y con el mayor a compartir chistes”.

Con sus manos Alberto no solo escribe crónicas, reportajes, columnas y críticas como la de ‘Las lecciones del Vickygate’, sino que prepara delicias culinarias como el mote de queso, las cocadas y los jugos tropicales.

En su rol de esposo, Paola Alcázar lo define como “un hombre que sabe respetar el papel de la mujer en el hogar. Me ha dejado ser yo misma, Alberto no ha sido egoísta y me ha dejado crecer como profesional”.

Alberto Martínez es economista, comunicador social, maestro en educación y doctor en ciencias sociales. Hoy su vida está entregada a formar jóvenes, a desvelarles las maravillas que descubrió en el periodismo para que ellos se enamoren de la profesión. No obstante, no deja de ser un crítico y un buscador de la justicia social, tal y como lo expuso en “Las lecciones del Vickygate’, crítica por la que recibirá un Premio de Periodismo Simón Bolívar.

Related posts